Find the latest casino bonus offers available across all websites accepting UK customers Bets.Zone - UK Casino Sites Read the reviews and compare offers to quickly discover which site is the perfect choice for you.

 
 
Hay gente que ignora sus deudas. Sin embargo, las deudas con el paso del tiempo no hacen sino crecer.
Enumeraré algunas cosas que con frecuencia hacemos, pero que realmente no es sabio que hagamos con el dinero:
 
1- Pretender salvar siempre a los hijos. Se dice que “todo salvador muere crucificado”. Querer salvar a todos siempre es dañino. Crea codependencia y genera actitudes de pasividad, impidiendo a las personas buscar por sí mismas solución a sus problemas de dinero. Antes de dar dinero a alguien hay que ser saludablemente egoístas. Esto es ser previsor a corto y largo plazo, asegurándonos de tener dinero para, por ejemplo, ahorros para cubrir emergencias, pagar facturas o servicios, o tener en cuenta la seguridad  de nuestra jubilación.

2- Jubilarse antes. Retirarse del Seguro Social antes de cumplir la edad es posible, pero no es gratis. Nos podríamos jubilar a los 55 (mujeres) o 60 (hombres), pero perderemos dinero. Jubilarse un año antes significa perder 8.5 % de la jubilación. Si lo hacemos a los 60 años, la quita es de 16.5 %.
 
3- Comprar un carro muy costoso. Un carro de alto consumo o nuevo “financiado” es mala idea. Carros deportivos, 4x4 caros o de grandes cilindros son costosos. No se trata de tener el carro, sino de mantenerlo con pagos mensuales altísimos por financiamiento, mantenimiento, impuestos, garaje, lavado y seguros. Un carro apenas deja la agencia se devalúa entre 20% y 25%.

4- Querer tener ‘la casa propia’ porque ‘si pago alquiler eso no será mío jamás’. Cierto y falso. ¿Comprar una casa mediante una hipoteca a 30 años es una buena inversión? Lo cierto es que usted será dueña(o) de ella al final de los 30 años, cuando el banco le libere la hipoteca y la inscriba en el Registro Público a un costo para usted. Comprar solo se justifica si se va a vivir en el lugar por un largo período de tiempo y, en ese caso, plantearse si sale más rentable comprar o alquilar. Comprar significa mantener una casa. Con el paso de los años se gastan miles de dólares en mantenimiento y reformas, cosa que no le ocurre si alquila y tiene libertad de movimiento y acción.
Solicitar una hipoteca a plazos muy largos es otro error. Socialmente se presume que el objetivo de todo ciudadano llegado a la vida adulta debe ser comprar una casa, pero endeudarse a 20-30 años para ello no parece una buena idea. Adquirir una casa no solo supone los gastos de la hipoteca; normalmente, no se tienen en cuenta los gastos que supondrá, el abono inicial, los seguros, los muebles ni cualquier posible reforma que se requiera o desee.

5- Esconder la cabeza ante las deudas. Hay gente que ignora sus deudas. Sin embargo, las deudas con el paso del tiempo no hacen sino crecer. Además, si la deuda está relacionada de alguna manera con el Estado, este terminará embargando su cuenta por morosidad. Cuide su crédito. 
 
6- Vivir con el miedo a ‘perderse de algo’. Los amantes de las redes sociales tienen este síndrome. Constantemente se preguntan si se están perdiendo de un concierto, de conocer el destino de moda o de visitar un lugar costoso. Gastan dinero que no tienen. Es más peligroso si usan una tarjeta de crédito.

7- Querer hacer estudios impagables. Presupuesta cuánto cuesta tu plan de estudios antes de dar un paso. Debes plantearte muy bien si estás dispuesta(o) a asumir una deuda de seis cifras.

8- Tener una boda por todo lo alto. Los costos que puede acarrear una boda son enormes y que los padres se endeuden o retiren los ahorros de su jubilación es injusto y una pena.
 
Fuente: www.ellas.pa